El ministro de Ambiente dio que no hay marcha atrás con el cierre parcial de playa Blanca en ciudad amurallada, que ya se comunicó con el alcalde de Cartagena, quien se había negado a implementar la medida que busca la anidación de la tortuga carey.

El cierre se efectuará durante seis meses en una zona específica de playa blanca, que comprende 1,1 kilómetros de los e Km de la playa. El ministro afirmó que la decisión busca que desde el mes de mayo hasta noviembre las tortugas carey puedan anidar tranquilamente.

El alcalde de la ciudad, Antonio Quinto Guerra, había expresado que no acogería la medida porque no había sido notificado y debía garantizar el empleo de las personas que viven del comercio en ese sector. “Los raizales se van a privar de poder no solo usar este bien de uso público, sino que se van a privar de poder trabajar, lo que se denomina la confianza legítima y el mínimo vital”, manifestó el mandatario local previamente.

Sin embargo, el ministro se reunirá la próxima semana con las autoridades cartageneras para establecer cómo se implementará el cierre del espacio para las tortugas.