El equipo de topógrafos, geólogos y demás personal continúan con los arreglos sobre los 120 metros de la línea de aducción del sistema de acueducto de Villavicencio, averiados por un deslizamiento de tierra el pasado mes de mayo, a pesar del inclemente invierno que se presenta actualmente en la capital del Meta, dichos trabajos avanzan en esa zona.

Jaime Jiménez Garavito, gerente general de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), dio a conocer frente al Concejo de la capital metense, las soluciones que se tendrán en cuenta con respecto a esta situación.

Garavito, manifestó que,“En estos momentos, se encuentra en el lugar nuestros técnicos e ingenieros, en compañía de los geólogos y demás profesionales que han trabajado en los planteamientos de la solución. Empezaremos mañana (viernes) las actividades correspondientes para lograr la solución definitiva, que será edificar tres torres para hacer dos viaductos atirantados en un trayecto de 70 metros, pero la tubería a extender será de 120 metros”.

Además, añadió que en temas de soluciones a mediano plazo se quiere ir más allá y propone soluciones que sean puntuales y superen este tipo de emergencias en el futuro, como es el caso del proyecto expuesto por el mandatario local, Wilmar Barbosa, en base a la construcción de una nueva bocatoma alterna en Quebrada Blanca, ubicada en la vereda María La Alta.

No obstante, el gerente ratificó la invitación a los concejales de Villavicencio para que realicen una visita a la zona de la emergencia el próximo viernes 15 de junio y conozcan de cerca el terreno y la forma en cómo se desarrollan los trabajos en medio de grandes dificultades, esto con el objetivo de lograr solucionar la situación en el menor tiempo posible.