La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que, cerca de 271.000 personas de 50.680 hogares han sido afectadas por las fuertes lluvias e inundaciones que se han presentado en ese país.

El número de desplazados, puede que aumente a 280.000 en los próximos días puesto que el Departamento Meteorológico de Kenia alertó que las lluvias aumentarían durante estos días, el fuerte invierno ha afectado a 32 de las 47 ciudades del país africano, siendo el poblado de Tana River el más golpeado debido al desbordamiento desde algunas semanas del río Tana.

La Organización de las Naciones Unidad, agrego, que hay lugares que continúan inaccesibles dificultando las labores de rescate, las constantes precipitaciones han dañado cerca de 280 escuelas, algunas de estas edificaciones se encuentran sumergidas en su totalidad.

La Cruz Roja keniana solicitó al Gobierno declarar el desastre natural esto debido a la gravedad de la situación y sobre todo la doble calamidad que sufren algunas comunidades luego de que el año pasado sufrieran la peor temporada de sequía de la historia, además con estas inundaciones existe la posibilidad de desencadenarse o empeorarse brotes de enfermedades como la malaria y el cólera.