En Estados Unidos científicos lograron la modificación de genes portadores de una enfermedad cardíaca hereditaria, en embriones humanos, por medio de la técnica de edición genética.

El equipo de investigadores utilizó la técnica molecular utilizada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula, para así corregir en embriones humanos, el gen portador de la cardiomiopatía hipertrófica, la cual puede provocar la muerte súbita.

Este estudio se encuentra en fase preliminar, promoviendo la apertura hacia nuevos avances en el tratamiento de las enfermedades genéticas.

Según una Paula Amato, una de las autoras del estudio “esta investigación puede potencialmente servir para prevenir la transmisión de enfermedades genéticas a las futuras generaciones".

Por ahora la aplicación del estudio no se dará, puesto que para realizar los respectivos ensayos clínicos, será necesario hacer investigaciones suplementarias y un debate ético.