Un experimento realizado en ratones jóvenes y viejos durante cuatro días, demostró que una sola inyección de un fragmento de la hormona Klotho, vinculada a la longevidad, logró mejorar su memoria espacial, de trabajo y sus neuronas se potenciaron notoriamente.

El estudio muestra que un tratamiento breve podría potenciar rápidamente las funciones mentales, dicen los científicos, quienes inyectaron a los ratones fragmentos de Klotho parecidos a los secretados naturalmente; dicho estudio se ha convertido en la esperanza para el tratamiento de enfermedades neurológicas humanas, ya que esta hormona revirtió los déficits cognitivos y motores en los roedores que sufren de neuropatologías.

Dena Dubal, profesora adjunta de neurología y decana de la cátedra de envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas en la Universidad de California, en San Francisco, expresó que "Estos resultados sugieren que un tratamiento con un fragmento de Klotho puede mejorar las funciones cerebrales durante toda la vida y puede representar una nueva estrategia terapéutica contra enfermedades como el Alzhéimer y el Parkinson"

Por ahora los investigadores advierten que, se necesitan estudios clínicos para determinar la inocuidad y eficacia de la hormona Klotho en los seres humanos.