La cumbre internacional de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, mejor conocido como OTAN, inició este miércoles en Bruselas. El encuentro que durará dos días, tratará temas relacionados con la seguridad de Europa, frente a las amenazas terroristas y superar las diferencias con el mandatario estadounidense Donald Trump.

El encuentro se realiza en un contexto de división entre Estados Unidos y Europa en ámbitos como el acuerdo nuclear iraní, cambio climático y comercio, detrás de las medidas unilaterales acogidas por Washington y de tensión por la presión que Trump impone a sus socios europeos para que cumplan con sus compromisos de gasto.

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, expreso durante la primera jornada, a los países miembros aumentar su gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB (Precio Interno Bruto), frente al 2% acordado en la cumbre de Gales de 2014.

Durante un encuentro con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el jefe de estado norteamericano declaró "Alemania está totalmente controlada por Rusia", refiriendose a los pocos esfuerzos que se han realizado para contribuir un poco más con la alianza, siendo insuficiente para retribuir la carga de los contribuyentes.