A través de un comunicado, el Gobierno de Venezuela responsabiliza a Colombia de cualquier otro ataque que pueda suceder en territorio venezolano y en contra del presidente, Nicolas Maduro, luego de lo ocurrido el pasado sábado 4 de agosto, durante la celebración del 81° aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, en la avenida Bolívar de Caracas, cuando 

En dicho documento explica que “no son desconocidos los llamados del presidente Santos a un cambio de gobierno en Venezuela. Para ello ha facilitado y permitido la instalación en sedes de poderes públicos de Colombia de prófugos de la justicia venezolana cuyo expreso propósito es atentar contra el estado de derecho en Venezuela”.

La masiva finaliza con el siguiente párrafo “Hacemos responsable al gobierno de Colombia de cualquier nueva agresión o intento de propiciar desde su territorio o desde los espacios fronterizos cualquier provocación contra la Patria de Bolívar”.

Conozca en detalle los cinco puntos del texto oficial:

1. Resulta revelador que el gobierno de Colombia califique de “supuesto” un hecho que además de muy grave fue público y notorio, quedando clara su intención de poner en duda el intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro.

2. Es a lo menos sorprendente que la primera reacción del gobierno de Colombia no sea para condenar el intento de magnicidio, ni para expresar preocupación por la vida y seguridad del Jefe de Estado de un país vecino.

3. En cambio, resulta sospechoso que la única posición del gobierno colombiano sea la defensa a ultranza para librar de cualquier responsabilidad al presidente Juan Manuel Santos, cuando son inocultables las permanentes agresiones y provocaciones contra el Pueblo y gobierno venezolanos y cuyo colofón fueron sus recientes declaraciones afirmando que veía cerca la caída de Presidente Maduro, como crónica de un intento de magnicidio anunciado.

4. No son desconocidos los llamados del presidente Santos a un cambio de gobierno en Venezuela. Para ello ha facilitado y permitido la instalación en sedes de poderes públicos de Colombia de prófugos de la justicia venezolana cuyo expreso propósito es atentar contra el estado de derecho en Venezuela.

5. Es incuestionable la agresión económica desde Colombia contra el Pueblo venezolano y la omisión expresa del gobierno del presidente Santos por combatir las mafias, grupos paramilitares y bandas criminales que agreden a nuestro país con enfoques y métodos multidimensionales.

Finalmente, el Gobierno venezolano hace responsable a Colombia de cualquier “nueva agresión” o intento de propiciar desde su territorio o desde los espacios fronterizos cualquier provocación contra el país vecino.