Este extraño objeto fue visto por primera vez en octubre del 2017, desde un principio astrónomos afirmaron que se trataba de un ‘cometa’ o un ‘asteroide’; pero luego de más de un año de observación y estudio se determinó que no cuenta con las características de estos objetivos.

Robert Werylk, quien descubrió el Oumuamua, dice que este se encontraba cruzando el Sistema Solar a unos 30.000.000 de kilómetros de la tierra; en octubre del 2017 y desde entonces varios grupos de estudiosos se han dedicado a detallar este objeto.

En una reciente investigación realizada por científicos de Harvard, determinaron que se trata de una especie de ‘sonda’ y como si fuera poco, dice la investigación que este aparato no se fabricó en la tierra y tenía como objetivo, explorar el sistema solar. Los expertos aseguran que su misión ya culmino y que se convirtió en un desecho espacial. Además, afirman que también el asteroide acelera de acuerdo a la presión de la radiación.

Sin embargo, en redes sociales la noticia de que el Oumuamua,( como fue denominado el asteroide,  que en Hawaiano significa ‘Explorador’) no era un ‘asteroide’ sino en  realidad es una ‘sonda’, causó revuelo y se volvió viral; y ante esto,  el astrofísico colombiano, Juan Rafael Martínez, quien lleva más de once años trabajando en el exterior, asegura que las especulaciones de los científicos no están sustentadas, "lo que hace el artículo es demostrar que la velocidad de Oumuamua puede explicarse como el efecto de presión radiación solar y 'especular' sobre su origen artificial. Pero nada indica que, en efecto, está especulación esté sustentada". 

El Oumuamua sigue siendo material de investigación para los científicos.