Tras once horas de reunión entre el Ministerio de Educación y los representantes de los estudiantes de las universidades públicas y privadas del país, se llegó a la decisión de suspender la mesa de diálogo y la razón principal es que no hay un acuerdo sobre el déficit real que tienen las universidades públicas, pues los jóvenes y el Gobierno, difieren en las cifras de las necesidades financieras de cada institución.

Por su parte estaba el Ministerio de Educación que se mantuvo en la posición de conservar el presupuesto pactado para el próximo año, mientras que, por otro lado, los estudiantes insistieron en que se necesita más dinero, en especial para este año porque en algunas universidades habría problemas para pagar la nómina del próximo mes.

Los temas que se abordaron en la mesa de diálogo tenían que ver con el mejoramiento de la calidad de educación superior pública y las garantías laborales para los profesores, especialmente para los que no son de planta. Como resultado, se propusieron 3 ejes temáticos, que eran el financiamiento de las instituciones para terminar este año y el presupuesto del 2019, aspectos normativos, y finalmente la democracia y la autonomía universitaria.

Al final, los estudiantes le hicieron un llamado al presidente Iván Duque, para que se reúna directamente con ellos a conversar, de igual forma, las cosas se mantienen, las 21 universidades públicas del país continúan en paro y las marchas programadas para el próximo 8 de noviembre siguen en pie.