Desde su campaña, el presidente Iván Duque anuncio su idea en reformar la justicia, y desde su posiciones empezó los avances en el proyecto de reforma a la justicia, afirmando que este es una de sus prioridades, pese a la complejidad que tiene sacar adelante una reforma de este tipo. El cual propone quitarles a las altas cortes las facultades electorales y crear una dirección de la rama judicial.

Esta propuesta será presentada este jueves al Congreso y aquí les mostraremos algunos puntos importantes que contiene esta reforma:

  • Acción de tutela: esta propuesta contiene tres puntos que le ponen límite al uso de la tutela: se exige legitimidad para presentarla; no podrá presentarse en cualquier tiempo como sí ocurre; solo podrá presentarse ante un juez que pertenezca a la jurisdicción y especialidad del tema y se delega a la ley que regule la tutela contra providencias judiciales.
  • Se eliminarán facultades electorales de las cortes: el procurador, el auditor y el registrador pasar a ser elegidos por el Congreso, por convocatoria pública. Solo se mantiene la facultad de la Corte Suprema de elegir al fiscal general porque hace parte de la Rama Judicial.
  • Se crean nuevas inhabilidades para magistrados: los magistrados de las altas corte y los miembros de la Comisión de Carrera Judicial pueden perder su cargo si recomiendan a alguien para un órgano de control o la rama ejecutiva. También prohíbe a sus parientes trabajar en órganos cuyos titulares hayan designado. Además, propone que los magistrados, después de dejar el cargo, no puede litigar directamente o indirectamente ante su jurisdicción, durante cuatro años ni postularse a cargos de elección popular en el mismo tiempo.
  • Reglas para evitar bloqueos institucionales: reglas sobre mayorías y quórum, que evitan que las cortes se queden sin elegir a sus miembros por meses, como está ocurriendo hoy. Con estas reglas, si no se logra la elección en la primera votación, las mayorías requeridas para la elección van descendiendo.
  • Se mantiene la comisión de acción de acusación: y se crean nuevas medidas para agilizar sus procedimientos, para que la cámara y el senado ejerzan rápidamente su función y se aclara que el Congreso no ejerce funciones jurisdiccionales sino políticas.
  • Se reforma la estructura de gobierno de la Rama Judicial: la administración de la rama ya no estará a cargo del consejo superior de la judicatura, sino de la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, la Dirección General de la Rama Judicial y la Comisión de Carrera Judicial.